Todos en algún momento hemos vivido alguna situación inesperada nos afecto emocionalmente o impacto drásticamente nuestra vida echó por tierra nuestros planes, altero nuestro estabilidad y que además, nos costo trabajo entender porque nos sucedía a nosotros.

 

En algunos casos, los efectos de ese momento se mantuvieron durante algún tiempo para ir menguando poco a poco, en algunos otros –quizá- aún permanezcan “vivos” haciéndonos daño. Es posible que estos acontecimientos hayan generado en nosotros respuestas como: la negación, el rechazo, la frustración, el enojo, la ira, sin embargo nada de ello impidió o deshizo lo sucedido.

 

En muchas ocasiones aún cuando buscamos las razones para explicar el por qué de lo sucedido, ninguna de ellas –si es que existen- nos parece lo suficiente valida o convincente para entender lo que paso, y el saberlo no nos sirve de nada.

 

El problema es que algunos seguirán dándole vueltas, una y otra vez, sin lograr obtener respuesta, quedándose atorados, sumergidos en esos sentimientos que les “golpearán constantemente”, sin poder darles salida, transformándose así en un estado sostenido de dolor, en una agonía prolongada, en un morir un poco cada día. Lo que desafortunadamente, incapacita a quien así lo experimenta y le impide vivir y que además alcanzará aquellos a quienes se tiene cerca.

Lo que es cierto es que la realidad es como es, hay cosas sobre las que no tenemos control y hagas lo que hagas así es como son y serán las cosas. La lluvia cae aun cuando tú no quieres que llueva, el sol se oculta en algún momento y volverá aparecer al siguiente día, la muerte es una realidad en la vida de todos nosotros, si perdí mi trabajo -si es justo o no- lo cierto es que ya sucedió, si tu pareja te dejo porque ya no deseaba seguir a tu lado, aunque tú no lo quieras, la realidad es que se ha ido.

 

Hace algún tiempo escuche una idea que por simple que parezca puede ser muy útil y de gran ayuda. A mi en lo personal, me ha servido para abordar de una mejor manera, esos momentos de los que he hablado líneas arriba. Y aunque sé que no siempre lo que funciona para uno funciona necesariamente para otros, hoy quiero compartirlo contigo pues podría también serte útil y es lo que más deseo.

 

Estas es la idea: “Los problemas de los seres humanos comienzan -o se acrecientan- cuando desean que la realidad se ajuste a sus expectativas.” Dicho de otra manera, cuando esperas que la realidad responda y se ajuste a tus deseo, es seguro que comenzarás a abrir la puerta a la frustración, a la insatisfacción y al dolor, con la posibilidad de que esto sean prolongados.

 

No pretendo decirte que asumiendo esta idea y viviendo en consecuencia, la perdida, las caídas, y las experiencias difíciles no nos afectaran emocionalmente, ni nos desestabilizarán. Indiscutiblemente cualquiera de esas experiencias tendrán un impacto emocional en nosotros pero si aceptamos que la realidad es como es a pesar de lo que a nosotros nos gustaría o quisiéramos, quizá sea menos dolorosa la experiencia, podremos asimilarla y aceptarla de una manera más sana, al hacerlo así, comenzaremos a ver de manera diferente las cosas lo que, estoy seguro. nos ayudará a salir más rápido de ella.

 

Entender que la vida es como es, y aprender a fluir con ella, puede ayudarnos a transitar de una mejor manera por la vida y sobre todo, puede ayudarnos a atravesar de una forma menos dolorosa los momentos difíciles que también son parte de ella.

Si bien es cierto a veces al cielo se oscurece, la realidad es que después el sol volverá a brillar entre la nubes por que nada es eterno. Porque La Realidad, la Vida Sigue, y necesitamos seguir yendo hacia delante, necesitamos… seguir viviendo.

 

“A veces la vida te da con un ladrillo en la cabeza pero no pierdas la fe.”

                                                                      Steve Jobs.

 

Si consideras que el contenido de este articulo puede ser valioso para alguien más, mucho te agradeceré lo compartas a través de las redes sociales y con aquellos a quienes puede serles útil.

Si tienes alguna inquietud o comentario acerca de este contenido, déjame tu comentario, estoy seguro que será enriquecedor y de gran ayuda.

Un abrazo.

Guillermo Erazo

 

 

 

Comparte